Pazo de Santa Cruz de Rivadulla | El jardín renacentista de referencia en Galicia
20
home,page,page-id-20,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive
 

El Pazo

logo S+
Trazado

En la segunda mitad del siglo XVI se amuralló el recinto y se dividió internamente la propiedad en tres zonas principales, terrenos de monte, terrenos para cultivos y un terreno reservado junto a la casa, donde se formaron la huerta y los jardines.

 

El trazado original fue un todo único, racional y ortogonal. Se formaron avenidas y paseos para separar la distintas parcelas de cultivo y facilitar los accesos a las mismas. Todo el conjunto monumental tiene una escala de trazado que sugiere influencias renacentistas.

 

El cultivo de los olivos se utilizó para producir aceite, y por ello se dotó a la Granja de un molino con rueda de granito y prensa de viga -al modo romano-, que se conservó hasta no hace muchos años. La producción de aceite duró hasta el siglo XX.

Olivos 1100x374
Emparrado

Otro cultivo principal era el de viñedos. Con éstos se elaboraba el apreciado vino del Ulla - blanco y tinto. Para ello la bodega contaba con cuatro lagares, prensas de viga y contrapesos de granito. El vino se guardaba en la bodega donde se colocaban las barricas de roble y castaño.

 

Se incorporó al nuevo trazado de las parcelas el cultivo de la vid ya existente en el primitivo conjunto, añadiendo unos emparrados con importantes columnas de granito labrado, alrededor de la bodega y de las murallas.

Fuente de "La Coca"

La fuente de “La Coca”, situada frente al edificio principal, fue construida por el taller compostelano de Diego de Romay, ejecutor de muchos de los diseños de los grandes arquitectos del barroco compostelano.

 

Fue encargada por el primer Marqués de Santa Cruz de Rivadulla, Andrés Ibáñez de Mondragón y Ozores de  Sotomayor.

 

“La Coca”, nombre gallego que se da al dragón alado de la mitología, forma parte del antiguo símbolo heráldico del linaje Mondragón. Este aparece representado en varios de los escudos del Pazo de Santa Cruz de Rivadulla como dos dragones -Cocas- entrelazados.